Ven al litoral de Aysen

Viajes de turismo aventura por el litoral de Aysén en una embarcación pesquera . Te mostramos diferentes lugares del litoral aysenino, para que aprecies lo hermoso e interesante del archipielago, te llevamos a los canales, caletas e islas que desees, programamos tu viaje a tu requerimiento.

Es un viaje de aventura con una embarcación pesquera, con tripulación local, conocedores de la zona y historia regional.

Historia de locos 2: Primeros locos en Chacabuco

En enero de 1982 llegó a mi casa en Puerto Montt Rodrigo Azocar Andrade, gran conocedor de Guaitecas que en ese momento era el administrador de la empresa Los Elefantes Ltda., que operaba el centro de cultivo de Isla Teresa y faenas de corte de estacas de ciprés, que en gran parte eran vendidas a mi padre. Por tanto, nos conocíamos bastante.
Él me dijo “Mira Tito, me hice socio con unos ingleses e instalaremos una industria pesquera en Puerto Chacabuco para procesar locos (conchalepas conchalepas) congelados para el mercado asiático y es nuestro interés que tú nos abastezcas de materia prima. Veras que es un gran negocio”.
Agradecí la oferta, pero no la tomé. Principalmente porque ya se acercaba marzo, tiempo en que retomaba mi trabajo de extracción y comercialización de Choros Zapatos, donde trabajamos muy bien con un grupo de buzos desde hacía unos 4 años. Además había tenido la primera incursión en los locos el año anterior con pésimo resultado económico.
Meses más tarde, una vez en Puerto Aguirre Rodrigo insistió un par de veces, pero no me interesaba, estábamos en un trabajo rentable y tranquilo.
Posterior a esto, un día de julio, andaba en mí que hacer diario en Puerto Aguirre, atracada al muelle estaba la L/M Elefantes y me llamó la atención dos jóvenes sentados sobre el techo de su cabina pescando con cañas, pensé que eran turistas.
Momentos más tarde los encuentro en la calle y sorpresivamente me dicen, “hola, ¿tú eres Tito Villegas? hace tiempo que te buscamos. Estamos instalando una pequeña planta en Chacabuco y necesitamos que nos abastezcas de locos”. Ah, ustedes son los ingleses jajaja, no entendieron la talla, más tarde les expliqué porque les dije eso.
Eran dos muchachos de mi edad más menos (25) Patricio Aguirre y Cristian Brautigam, ambos coyhaiquinos, recuerdo que tuvimos una entretenida conversación, más de la vida que de negocios. Al final me comprometí que probaríamos un embarque para ver cómo se daban las cosas.
La verdad me entusiasmo la idea de empezar a llevar mariscos a Aysén en forma industrial, hasta ese entonces casi no había actividad pesquera en Puerto Chacabuco o Aysén, salvo el abastecimiento de pescados y mariscos para la población por parte de los hermanos Leal, don Lucho Melian y otros lancheros, el mayor poder de compra era el regimiento de Coyhaique.
Hasta ese entonces, llevaba cinco años navegando del área de Aguirre a Puerto Montt con mis materias primas, el mercado estaba allá.
Me costó mucho convencer a mi gente bucera que cambiáramos de los choros zapatos a los locos. Ya que ganaban muy buen dinero en ello. Tenían argumentos de todo tipo para no cambiar, incluso que los locos eran muy escasos. Por lo que llegamos a un acuerdo con un valor que les permitiera un igual o superior ingreso.
Los buzos eran José Guenten, Pancho y Chelo Alvarado. Enrique Marín, Manuel Muñoz, Tulo y Horacio Carimoney, Berty, José y Pelé Canible, entre sus ayudantes estaban Don Pello y Mino Canible, Chiquililo, Sata, Malilo, Pitica, Repe, Roberto Chiguay, José Taruman, Laco, Chinino, Javier Osorio y una decena más. Tremendos compañeros de trabajo.
Es así como en el mes de Julio de 1982 recaló en Puerto Chacabuco por primera vez una embarcación, la L/M María Victoria con 20.000 unidades de locos para la Empresa Alimentos Aysén.
Esta pequeña industria partió en un pequeño galpón de madera que amparaba un aserradero de don Carlos Kresta, ubicado donde más tarde se construyó Pesca Chile, con un congelador de placas. Tres personas fundamentales en su funcionamiento fueron, Aliro Tonioni en operaciones y mantención, María Inés Varela en producción, ambos llegaron desde Talcahuano con la maquinaria. Carlos Cortes en la administración, con quien mantengo hasta el día de hoy una gran amistad y que siempre valoré que fue porque fue a la primera casa que me invitaron a tomar once en Aysén, un gesto de cariño cuando no conoces a nadie y estas lejos de casa. Además de una decena de operarios de Chacabuco, entre otros, don Vicente Haro, Mechuque, señora Lucila Chiguay , hermanos Báez y doña María de Montiel.
Ese día después de descargar, me fui a Coyhaique para cobrar mis locos y al otro día viajar a casa en Puerto Montt. Me alojé en el hotel Chible. Me encontraba cenando en el comedor en donde en una mesa lejana se encontraban dos señores mayores, cuando llegaron Cristian y Pato, después de una amena conversación y saber un poco más de nosotros pasamos a los números.
El trato era $ 3 por unidad, hoy día parece un valor ridículo, pero en ese entonces era muy buen precio que sin duda era mejor que el de los choros, los cuales mensualmente máximo se podían comercializar unas 20.000 unidades durante 6 meses al año, teniendo que navegar 240 millas a Puerto Montt y luego llegar a Santiago que era el mercado final.
Al iniciar la conversación comercial, ambos se pusieron serios y yo preocupado. Pato comienza diciendo “Mira Tito, estamos muy contentos con la producción que nos has entregado y quisiéramos que continúes haciéndolo, como te hemos dicho este es un gran negocio y no queremos llevarnos la mascada del león, queremos compartir contigo el beneficio y así incentivarte a hacer más producción. Por tanto, en vez de pagarte a $3, lo haremos a $ 6.5 por unidad” Ok dije muy natural, tratando de no evidenciar mi tremenda sorpresa y alegría.
Luego sorpresivamente se paran los señores que están en el comedor y se dirigen a nuestra mesa, Cristian me dice, “Tito te presento a Don Alejandro Skármeta y don Juan Santo, amigos y empresarios de la región”. Los cinco compartimos una botella de buen Whisky en amena conversación mientras afuera nevaba copiosamente. Antes de diciembre de ese año habíamos completado 200.000 unidades de locos para Alimentos Aysén Ltda.
Veinte años después una noche en Coyhaique paso a una bencinera, mientras me cargan combustible entro a la cafetería, es julio y está nevando. Tras la caja en la oficina veo que esta Cristian Brautigam. ¡¡Hola Cristian, como estas?!! Tanto tiempo, y repentinamente se me ocurre decirle:” ¿Dónde estábamos hace veinte atrás una noche como esta?”. Me mira durante unos segundos y dice: “En el Chible, brindando por los Locos”.
Tito Villegas Canquil.

Fotografía: A bordo de L/M Maria Victoria, sobre la cabina: José Guenten (Muta), José Alvarado (Chelo) y Juan Cadín (Pitica). En el puente Ricardo Cárdenas (Cacalo) y Ramon Cerón (Moncho).
Fotógrafo: Tito Villegas.

Historias de locos 1

Verano del 1980
Son las 22.00 horas aproximadamente, nos encontramos a bordo de L/M María Victoria en Lagunillas, costa norte de isla Melchor. Estamos por terminar la recepción de locos de las cuadrillas de Tilo Zuñiga, hasta ahí llevábamos unos 15.000 unidades. Todo el mundo está contento. Mientras recibo encargos de Puerto Montt, por parte de Vidalera y otras personas, se escuchan las tallas de Nique Lemus, su hermano Zorro, Modesto y Cheleta
Zarpamos a isla Lalanca y en una hora estamos ahí. Primero, pasamos por la recepción de cuadrillas de los hermanos Carimoney, liderados por Arturo y después, al bote de Juan Levican, conocido como Machaco. Nos demoramos bastante en cargar, ya que en ese tiempo de aposaban los locos sueltos en corrales en baja mar. A pesar de que ha sido una pega pesada, es de noche y hace frío, el gran sentido del humor de Tulo hace que se nos olvide el cansancio.
Son las 05.30 de la mañana, vamos navegando en el Moraleda, cuadra Letreros, rumbo hacia el norte en demanda de nuestro último puerto de recepción con 20.000 locos a bordo y briza del sur.
Sorpresivamente el motor se acelera de forma exagerada, subiéndose la RPM al máximo, le tiro el parador de emergencia para evitar un mal mayor y ver que ha pasado. Se ha cortado el eje propulsor de la hélice. Estamos al garete en pleno Moraleda. Rápidamente izamos nuestra vela auxiliar para acercarnos a la costa de Cuptana, gracias al surcito atracamos en la Chacona. Llegamos a la costa en puerto seguro. Pero ahora ¿Cómo salimos de esta? En esos años el tráfico marítimo era bastante reducido, por lo que la ayuda debíamos buscarla en Melinka.
Mi tripulación está compuesta por Ricardo Cárdenas, tremendo navegante, Rene Soto motorista y comerciante, Ramón Cerón, sin mayor experiencia, pero voluntad de oro. Ricardo y Moncho quedaron en el lugar con la misión de descargar los locos y aposarlos. Choto y yo nos fuimos en el bote auxiliar llamado Pedrito, de tres metros de eslora, mediante el cual nos fuimos a remo hasta Astillero, puerto donde estaban nuestras últimas cuadrillas loqueras 5 millas más al norte.
Nos demoramos casi tres horas en llegar, gracias a que pasamos por unos pasos interiores arrastrando al Pedrito, ya que por fuera no hubiéramos podido navegar, pues, aunque no había un gran oleaje este superaba las capacidades del Pedrito. Para quien no conoce, Astillero es un estero cuyo puerto no es un lugar específico, sin embargo, al llegar durante la mañana divisamos los humos de los ranchos quienes nos precisaban el lugar donde estaban las cuadrillas. Ahí estaba Enrique (lobo) Marín y Chemo Taruman, quienes se sorprendieron al vernos llegar en el bote.
La idea era llegar a Melinka, por lo que rápidamente preparamos la chalupa de Marín, sacándole la máquina de buceo escafandra, para alivianar la embarcación de ocho metros a remo y velas. Chemo, sabiendo que en el verano predomina la brisa del sur, la cual es calma durante la mañana, pero sopla fuerte a medida que avanza el día, dijo que estaríamos en Melinka antes de anochezca.
Mientras que Choto se quedó en el campamento, Marín, Chemo, Cerpa Sata y yo conformamos la tripulación. Éramos cinco bogas, a mí me dieron la popa junto al timón. Subimos por los pases de la Chaquihua, canal Baeza y Perez Norte. El Sur nunca sopló. Después de 12 horas de remo, atropellados por el norte recalamos en Concoto. Rendidos y hambrientos llegamos a tirarnos en una playa cubiertos por la v elas de nuestra embarcación. Al otro día amaneció un temporal de norte por lo que tuvimos que permanecer en el lugar.
A las cinco de la tarde hubo un recalmón., por lo que Marín dijo que había que tratar de cruzar el golfillo de Rhone en ese momento, porque o sino tendríamos que regresar a Astillero debido a los pocos víveres con los que contábamos. Así es que le dimos con todo. Después de siete horas logramos pasar por detrás de la redonda (isla Yack) y atracar en isla Laurel . amanecimos adentro del bote ya que por la noche no encontramos una playa para desembarcar.
Amaneció un día medianamente bueno, aún estábamos a ocho millas de Melinka. Al salir del pequeño puerto de abrigo, divisamos una gran cantidad de humos al otro lado del canal, en la costa de Betecoy, así que nos dirigimos hacía allí. Era el Split, barco de 20 metros de Pesquera Yadrán, que estaba recolectando erizos de una decena de embarcaciones buceras. El capitán era don Guillermo Velasquez, a quien le comenté mi situación, explicándole que mi idea era arrendar la L/M Elcira de don Eliseo Miranda para regresar a buscar mis locos y a la María Victoria, mi embarcación. Don Guillermo accedió y nos llevó a remolque hacia Melinka. Una vez allí don Guille me comentó que me esperaría, para saber cómo me iba en tierra, ya que no se visualizaba la embarcación que estaba buscando. Al desembarcar y hablar con don Cheo, a quien buscaba, confirmo que esta no se encuentra, por lo que decido continuar viaje en el Split hasta Quellon, mientras que mis compañeros, al otro día, regresarán a su campamento en Astillero.
En la noche, al llegar a Quellón, salí a tierra a conseguir un teléfono para llamar a mi viejo, contarle lo ocurrido y pedirle que me prepare la L/M Margarita I y embarque un eje de repuesto para la María Victoria. Cuatro días después llego a la Chacona, donde mis tripulantes me reciben contentos al verme llegar a bordo de la Margarita I con los repuestos necesarios, sin embargo, hay una mala noticia: Los locos se habían muerto.
Ante esta situación, volvimos a comprar otro cargamento de locos para la Margarita I y decidí volver junto a la María Victoria, pasando por Puerto Lobos para cargarla, mediante una compra a la faena de locos de doña Oliva Vera y así recuperar en parte lo perdido. El objetivo de esto era vender los locos a la pesquera Transantactic en Puerto Montt.
Zarpamos de Puerto Lobos con las dos embarcaciones cargadas, sin embargo, al llegar a Puerto Montt y desembarcar, nos percatamos que la carga había llegado en mal estado, producto de las altas temperaturas, la rudimentaria forma de aposamiento de la época y a los motores lister enfriados por aire, que hacían de la embarcación un horno, los locos se desconchaban por si solos al voltear las canastas.
Los días siguientes fueron difíciles y oscuros, no veía nada bueno, todo para mí era injusto, estaba enojado conmigo mismo, sin ganas de hacer nada. Hasta que un día llega mi viejo a la casa, parece que lo veo parado en el umbral de la puerta cuando me preguntó que pasaba, tras escuchar lo enrrabiado que estaba, me preguntó con tono irónico si es que me quedaba algún dinero, enojado le pregunté por qué me decía eso.
- Mira –me dijo- Si te queda algo, cómprate un terno y una corbata. Yo te consigo pega en alguna oficina y se empleado, porque tienes 23 años, llevas un par de años de pega, te acabas de encontrar con el primer gran problema y ya estas abandonando. Si es así, cómprate el terno porque no eres culo para esta vida, porque habrá muchos más como este. Piénsalo y decide.
Una semana más tarde iba navegando nuevamente al sur.

Tito Villegas Canquil.

Fotografías: Ruta navegada y L/M María Victoria.

Ahora, L/M Don Jorge, fondeada en Estero Goñi, Bahia Ana Pink.

Cabañas Queitao. Www.queitaopatagonia.cl

Melinka Informa.

Inio,costa norte del Golfo Corcovado.

BALLENAS EN GOLFO CORCOVADO.
CERCANÍAS DE CALETA INIO.
GRABADO POR LANCHAS QUE ANDABAN EN BUSQUEDA DE L/M KATRINA.

Arrayanes en la isla Mentirosa

Photos from Ven al litoral de Aysen's post

Hoy, Puerto Aguirre

Navegando

Canal Ferronave

Photos from Ven al litoral de Aysen's post

Carpinteria de ribera en Aysen.

Casi listos

En carena.

diario.uach.cl

Leyla Cárdenas se convierte en la primera Decana de la Facultad de Ciencias de la UACh - Noticias UACh

diario.uach.cl Es la cuarta mujer en liderar un Decanato en la historia de la Universidad…

Mi viejo, en su playa en Chinquihue (1972) junto a sus embarcaciones y a Ricardo, que que lo acompañó por mas de treinta años navegando por el archipiélago de los Chonos.
¡¡¡Feliz dia del padre JV!!!

Hermoso Arco Iris en canal Aysenino.
Foto de Paredes Ger.

Museo Puerto Río Tranquilo

¡¡¡BUENISIMO!!!

“Tranquilo Al Mar”. 🎥

Documental que relata la experiencia de rescate de un esqueleto de ballena en el Istmo de Ofqui, por parte de investigadores y la comunidad organizada de Puerto Río Tranquilo en el año 2019.

Rio Aysen.

Remontando Río Aysen.

L/M Don Jorge, fondeada en Puerto Gato, Fiordo Aysen.
Espera de mejores condiciones de tiempo.

Hoy, Rio los Palos.
Tres metros de agua sobre el nivel medio normal del rio y no para de llover.

Marina Austral, Puerto Aguirre.

Ballenas

Ballenas en el Moraleda. Litoral de Aysen.
Toma de Pablo Delgado.

Regresando a puerto con el trabajo del día.

L/M Don Jorge, fondeada en Estero Serrano, Bahia Ana Pink.

Ahora,
L/M Don Jorge, fondeada canal Errazuriz, costa de Isla Luz.

Esta cruz nos recuerda amigos que ya zarparon hace algún tiempo a mares mas calmos.

Puerto Gaviota

EMBARCACIÓN DISPONIBLE PARA SERVICIOS MARITIMOS EN EL LITORAL DE AYSEN.

Hoy, Puerto Chacabuco.

L/M Don Jorge.
Fondeada en Puerto Rosita, canal Pilcomayo.

[04/28/20]   Se necesita carpintero de ribera para venir a trabajar a Aysen

ALFA SIERRA EN AYSEN

Bote centollero regresando a casa

Fondeo de correntometros en Estero Serrano, Bahia Ana Pink.

Puerto Aguirre 1945

Zarpe a Bahia Ana Pink

Huiros varados en San Quintin.

¿Quieres que tu empresa sea el Agencia De Viajes mas cotizado en Puerto Aisén?

Haga clic aquí para reclamar su Entrada Patrocinada.

Localización

Categoría

Teléfono

Dirección


General Marchant 630
Puerto Aisén
Otros Agencia de turismo en Puerto Aisén (mostrar todas)
Ecoturismo la Pancha, Puerto Aysén Ecoturismo la Pancha, Puerto Aysén
Camino Laguna Los Palos Km 7, Sargento Aldea 1151
Puerto Aisén, 6000555

Al Sur de la Patagonia chilena esta Ecoturismo la Pancha, un lugar mágico para disfrutar en familia con camping, quincho, excursiones en kayak y cabalgatas

Patagonia BIKE Patagonia BIKE
Sargento Aldea 785
Puerto Aisén, 6000000

El objetivo inmediato es montar una empresa dedicada a la realización de rutas en bicicleta, a través de recorridos predefinidos y arriendo de éstas.

Centro Recreativo Bahía Acantilada Centro Recreativo Bahía Acantilada
Bahía Acantilada
Puerto Aisén, 6000000

Bahía Acantilada es un bello balneario que hoy cuenta con espaciosos quinchos y juegos para los niños, para que las familias puedan disfrutar.

Tour Exploradores. Tour Exploradores.
Avenida Alcalde Chindo Vera, Depto 08
Puerto Aisén

Agencia de turismo radicado en Pto. Aysén, poseen un amplio conocimiento por toda la Patagónia Chilena y planificamos "Tu Mejor Viaje."

El Pionero El Pionero
Lord Cochrane Nº 540
Puerto Aisén

Empresa de turismo en embarcación por el Fiordo de Aysén

Mañihuales Mañihuales
Diego Portales Nº 190
Puerto Aisén, 72.147327

hola como están bienvenidos todos los invito que vengan a visitar la villa mañihualez

EcoHuellas EcoHuellas
Puerto Aisén

Somos una empresa dedicada al Turismo Receptivo enfocados en el cuidado del medio ambiente. Actualmente ofrecemos diversas actividades en la región de Aysén, Patagonia Chilena, reconocidos por nuestra política de calidad de servicio.

PatAysen PatAysen
Camino Lago Los Palos
Puerto Aisén

Realizamos viajes por la Carretera Austral. Half-Day, Full-Day Tours y viajes personalizados. Estamos ubicados en Puerto Aysen, Patagonia, Chile.

El Caldero El Caldero
El Caldero 401
Puerto Aisén, 6000000

Servicios de Turismo Gastronómico Patrimonial de la Patagonia. Eventos Culinarios, Servicios de Chef a Excursiones, Expediciones y Actividades Out Door

Transportes kolher Transportes kolher
Los Caiquenes 31
Puerto Aisén, 600000

Eclipse Patagonia Tour Eclipse Patagonia Tour
Avenida Municipal 565 Puerto Aysén
Puerto Aisén, 6000000

somos una agencia dedicada a realizar city tour dentro de la región, para todos aquellas personas y empresas que quieran visitarnos y conocer las maravillas de nuestra patagonia chilena, que les ofrece maravillosos ventisqueros, cascadas, ríos y lagos,